En nuestros gabinetes sabemos cómo tratar con éxito los acúfenos (también llamado tinnitus); el termino más extendido por la clase médica, es de que tiene pocas posibilidades de solución y la teoría de la aceptación, el “tiene usted que habituarse a ello”, es la tónica general que el paciente suele escuchar cuando va a la mayoría de los centros médicos.

Todos los acúfenos son tratables. Los acúfenos o tinnitus son la percepción de pitidos o zumbidos permanentes en los oídos que no proceden de una fuente sonora externa. No son una enfermedad, sino una interpretación incorrecta de los impulsos nerviosos por parte del cerebro.

En más del 80% de los casos las personas encuentran un resultado positivo desde la remisión completa hasta la mejoría parcial. " los tengo pero no me molestan".  Aunque no existe un tratamiento único, en los últimos años, se han producido importantes cambios en el conocimiento y modo de entender los mecanismos que pueden provocar el acúfeno y en consecuencia, se han desarrollado nuevas técnicas para tratar este síntoma.
En primer lugar hay que desenmascarar al acúfeno, es decir hay que tratar de identificar cual es la causa u origen del mismo, para proceder a diseñar la terapia y el modo de su abordaje. Existen o hay muchas y variadas causas fisiopatológicas que pueden producir la sensación del acúfeno y por ello, es imprescindible una exploración audiológica completa. Solo así se puede empezar, con un conocimiento del tipo de acúfeno al que nos enfrentamos.

Como profesionales, nos resistimos a tener que admitir el sentimiento general habitual, “No hay solución, hay que acostumbrarse”. Le recordamos que existen  otros varios tratamientos que pueden ser utilizados para encontrar la solución al acúfeno, porque se ha comprobado que “si hay tratamientos y hay una posible solución también para Usted”.

No se resigne a vivir con ruidos, venga a conocernos.

El tinnitus o acúfenos son ruidos en la cabeza, que no tienen nada que ver con una cuestión psiquiátrica. El ruido se puede oír en cualquier parte de la cabeza, o en uno o ambos oídos.

Imagine un zumbido o silbido constante en los oídos, 24 horas al día. Esto se denomina tinnitus o acúfenos. Nunca puede descansar, siempre está ahí. Nadie más puede oír el ruido ya que no proviene de ninguna fuente externa. Aunque es la única persona que puede oír el ruido no se trata de su imaginación.

Casi todo el mundo ha experimentado tinnitus de forma temporal. Por ejemplo, durante algunas horas después de un concierto o en cualquier otra ocasión en la que nuestros oídos se han expuesto a ruido.

El tinnitus se convierte en un problema si este ruido persiste y/o aumenta. Normalmente, el pitido de los oídos desaparece, pero también puede llegar a ser permanente.

La mayoría de las personas que sufren tinnitus lo consideran muy molesto e incómodo.

El tinnitus ocurre habitualmente en personas de más de 40 años, pero se está convirtiendo en algo cada vez más frecuente entre los jóvenes debido al aumento de los niveles de ruido diarios, incluyendo los causados por el uso incontrolado de los MP3, iPods y equipos de música individuales.

Aunque el tinnitus es más común entre personas con pérdida de audición, cualquiera puede padecerlo. También es posible padecer una pérdida de audición severa sin tener en ningún momento tinnitus.