Tácticas para optimizar resultados de los audífonos

¿Cómo obtener el máximo beneficio de sus audífonos?


Seguramente, si su pérdida de audición ha sido progresiva, Ud. ya ha adquirido algunas tácticas que lo ayudan a mejorar su situación frente a ciertas situaciones de comunicación. Estas pueden ser de gran ayuda para reforzar los beneficios de su prótesis.

Recuerde:

Sus audífonos no le devolverán su audición natural, sino que son parte de su programa de rehabilitación.

Cuando comience a usar sus audífonos, no juzgue precipitadamente su desempeño. Los sonidos de la vida diaria incluyen sonidos suaves y normales a los que usted se había desacostumbrado. Y de nuevo: ¡sea paciente! Pronto se familiarizará con los sonidos que estuvo perdiendo.

Recuerde que la meta es usar los audífonos todo el tiempo. El uso infrecuente no lo ayudará en su proceso de rehabilitación.
Entrénese usted mismo a escuchar selectivamente en ambientes ruidosos. Esto necesitará concentración. Practique enfocar lo que quiere oír y pronto será más fácil.

Durante las conversaciones, asegúrese de usar toda la información disponible para ayudarse a comprender.

Haga lo siguiente:

1. Siéntese, párese o gírese para que la luz de la habitación le permita ver la boca y los gestos de la persona que está hablando.

2. Observe la boca de la persona que está hablando, así sus ojos completarán la información a sus oídos.

3. Ponga atención a los gestos de las manos, los cuales podrían darle información adicional o enfatizar el mensaje de la persona que habla.

4. En una reunión numerosa hable con una persona por vez, centrando su atención en la voz de su interlocutor y tratando de mantener en un segundo plano el entorno ruidoso.

5. No se aísle. Busque en lo posible, modificar la situación de la comunicación de forma tal que le sea más favorable para la comprensión de las palabras.

6. Explique a las personas cercanas a usted sus dificultades y cómo pueden ayudarlo para que la comunicación resulte satisfactoria.

7. Pídale a su interlocutor que hable en forma clara y pausada, y que no eleve de más la intensidad de su voz.

8. Pregúntenos si tiene dudas sobre esta información, y le enseñaremos métodos para mejorar las habilidades en la comunicación.

El tinnitus o acúfenos

El tinnitus o acúfenos son ruidos en la cabeza, que no tienen nada que ver con una cuestión psiquiátrica. El ruido se puede oír en cualquier parte de la cabeza, o en uno o ambos oídos.

Imagine un zumbido o silbido constante en los oídos, 24 horas al día. Esto se denomina tinnitus o acúfenos. Nunca puede descansar, siempre está ahí. Nadie más puede oír el ruido ya que no proviene de ninguna fuente externa. Aunque es la única persona que puede oír el ruido no se trata de su imaginación.

 Casi todo el mundo ha experimentado tinnitus de forma temporal. Por ejemplo, durante algunas horas después de un concierto o en cualquier otra ocasión en la que nuestros oídos se han expuesto a ruido.

 El tinnitus se convierte en un problema si este ruido persiste y/o aumenta. Normalmente, el pitido de los oídos desaparece, pero también puede llegar a ser permanente.

 La mayoría de las personas que sufren tinnitus lo consideran muy molesto e incómodo.

El tinnitus ocurre habitualmente en personas de más de 40 años, pero se está convirtiendo en algo cada vez más frecuente entre los jóvenes debido al aumento de los niveles de ruido diarios, incluyendo los causados por el uso incontrolado de los MP3, iPods y equipos de música individuales.

 Aunque el tinnitus es más común entre personas con pérdida de audición, cualquiera puede padecerlo. También es posible padecer una pérdida de audición severa sin tener en ningún momento tinnitus.

AUDIFONOS Y HUMEDAD


AHORA HAY AUDÍFONOS QUE SE AUTOPROTEGEN

Tecnología al servicio del usuario

Ningún otro hace lo que Centro Auditivo Virgen del Prado, para proteger la inversión.

Incorporando la más novedosa protección de la nano ingeniería, estos audífonos están tratados con un revestimiento protector especial. Esta es la misma tecnología que utilizan marcas como Nike TM y Adidas TM para proteger la ropa deportiva para uso al aire libre, también se utiliza por fabricantes de teléfonos móviles y MP3 para protegerlos de los factores nocivos en las situaciones cotidianas.

Este revestimiento especial de nuestro fabricante protege el audífono de la edad, la humedad, el cerumen y la grasa corporal. Todos ellos, factores que con el paso del tiempo dañan el circuito del audífono y sus delicados componentes. Esto reduce la necesidad de gastar en limpiezas y reparaciones a la vez que prolonga la vida del audífono.

¿En que beneficia este revestimiento a nuestros clientes?

Protege su inversión. Necesitarán menos tiempo para realizar el mantenimiento de sus audífonos y podrán simplemente disfrutar. Con esta nueva tecnología la suciedad y la humedad se deslizan y se retiran con facilidad.

Ahora cuidar el audífono es más fácil que nunca y su duración mucho mayor. Usted se ahorrará muchas explicaciones y situaciones difíciles.

¿Cómo funciona este novedoso sístema?

Igual que la protección solar protege la piel frente a la radiación dañina de los rayos UV, el nuevo revestimiento permite que la humedad y las diversas partículas queden en la superficie y se repelan.

Este sistema está adherido molecularmente al audífono a un nivel nanoscópico  y son inseparables. La invisible capa de protección tiene un grosor de 80 nanometros y es mil veces más fina que un pelo humano.

En otras palabras, la nueva tecnología de Centro Auditivo Virgen del Prado, reviste y protege el audífono – por dentro y por fuera.

Venga a conocer esta tecnología sin compromiso, a cualquiera de nuestros Centros, situados en toda España. 


                                                                                     

PERDIDA DE AUDICIÓN SIN TRATAR

La pérdida de audición sin tratar tiene un impacto negativo en la capacidad cognitiva

 

La capacidad cognitiva se deteriora más rápido en las personas que tienen una pérdida de audición no tratada que en aquellas que tienen una audición normal. El uso de audífonos puede prevenir o reducir el declive de la capacidad cognitiva.

 

Las personas mayores con una pérdida de audición sin tratar tienen más probabilidades de padecer problemas para pensar y de memoria que los mayores con una audición normal, según un estudio realizado por investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina Johns Hopkins, en Estados Unidos. 

En el estudio se realizaron pruebas cognitivas de forma reiterada durante un periodo de seis años. Se descubrió que los participantes con pérdida de audición tenían un mayor deterioro de la capacidad cognitiva en menos tiempo, entre un 30% y un 40%, que los participantes con audición normal. El nivel de declive de esta función cerebral estaba directamente relacionado con el grado de pérdida de audición, explican los investigadores. De media, los mayores con pérdida de audición sin tratar desarrollaban un deterioro significativo de la capacidad cognitiva 3,2 años antes que las personas sin problemas auditivos.

Frank Lin, profesor asociado de la Escuela Universitaria de Medicina Johns Hopkins, explica que las posibles razones del declive cognitivo están relacionadas tanto con la pérdida de audición como con el aislamiento social, ya que como constatan estudios previos, la soledad es un factor de riesgo en el deterioro cognitivo. Además, tener una audición mermada obliga al cerebro a emplear mucha parte de su energía para procesar el sonido, que de otro modo podría utilizar para razonar y ejercitar la memoria. Asimismo, añade que puede existir también una causa subyacente común, en el daño que provoca tanto los trastornos auditivos como los cognitivos.

Utilizar audífonos


El equipo de investigadores pretende ahora poner en marcha un estudio a gran escala, para determinar si el uso de audífonos y demás dispositivos para tratar la pérdida de audición en personas mayores puede evitar o retrasar el deterioro de la capacidad cognitiva.

Un estudio anterior, realizado por el Consejo Nacional sobre Envejecimiento de los Estados Unidos, descubrió que los usuarios de audífonos parecían tener una capacidad cognitiva mejor y se mostraban menos introvertidos que los que nos los utilizaban. En general, los usuarios de audífonos tenían un estado de salud global mejor que los no usuarios, además de una mayor autoestima, una vida social satisfactoria y una salud física y mental mejor.

“Nuestros resultados indican que la pérdida de audición no debería considerarse un mero aspecto más de envejecer, ya que puede acarrear graves consecuencias de salud mental a largo plazo”, apunta Lin.

“Estos hallazgos recalcan la importancia del médico de cabecera a la hora de hablar con el paciente acerca de su salud auditiva, además de ser proactivo para detectar los cambios que se producen en la capacidad auditiva de sus pacientes a lo largo del tiempo”.

Tan solo el 15% de los estadounidenses que necesitan audífonos los utilizan, añade Lin, lo que supone que se deja sin tratar un elevado porcentaje de problemas auditivos y sus consecuencias.

 

La sordera en los recién nacidos es de origen genético en el 60% de los casos

La sordera en recién nacidos tiene un origen genético en el 60 por ciento de los casos y es hereditaria en un 10 por ciento, mientras que uno de cada cinco (el 18 %) obedece a malformaciones óseas del oído interno.

 


Este es el balance del programa de detección precoz de la sordera neonatal que el Servicio Canario de la Salud puso en marcha hace cinco años, cuyas principales conclusiones ha expuesto hoy el jefe del servicio de Otorrinolaringología del complejo hospitalario Materno-Insular de Gran Canaria, Ángel Ramos.

Canarias, una de las pocas comunidades que cuenta en España con un programa universal de estas características, trabaja con este protocolo de detección precoz de la sordera neonatal desde 2007.

Desde entonces y hasta diciembre de 2012, el Hospital Universitario Materno Infantil de Gran Canaria ha detectado problemas auditivos en 447 de los 34.477 niños nacidos en sus instalaciones.

Ángel Ramos ha explicado que en 2007 se detectaban casos de sordera en 4,77 de cada mil recién nacidos en este hospital, una tasa que ha disminuido a 1,16 casos de cada mil en 2011.

El especialista ha destacado que la cobertura de este programa canario de detección precoz de la sordera neonatal alcanza al 95,38 % de la población, lo que, a su juicio, tiene un gran impacto, dado que "cuando un niño no oye, no puede desarrollar el lenguaje, lo que ocasiona un deterioro de su proceso educativo".

Según este especialista, unos 2.000 niños españoles podrían tener algún tipo de sordera, en la mitad de los casos por haber estado expuestos a factores de riesgo, entre los que citó el bajo peso (nacer con menos de 1.500 gramos y con pocas semanas de gestación), registrar una bilirrubina alta en sangre o haber requerido de cuidados intensivos, donde es habitual que se le trate con antibióticos.

Además, el hecho de que la madre abuse del consumo de drogas durante el embarazo o sufra la rubeola también puede predisponer a su hijo a padecer sordera al nacer.

El especialista en Otorrinolaringología ha asegurado que diagnosticar una sordera durante los tres primeros meses de vida y comenzar a tratarla antes del primer año garantiza que el niño "no tenga problemas de desarrollo comunicativo".

Ángel Ramos ha detallado que el uso de audífonos, la realización de implantes y un notable esfuerzo logopédico posterior suelen ser las pautas más utilizadas en el tratamiento precoz de la sordera neonatal.

Sin embargo, ha subrayado que la sordera "no siempre viene aislada, sino que puede acompañarla problemas de ceguera o alteraciones mentales", unos casos que requieren de otros protocolos.

Y es que la estimulación auditiva genera más del 40 % de las conexiones neuronales del cerebro, según ha destacado el jefe de Otorrinolaringología del Materno-Insular.